Vision

Entre idiomas tan diferentes, el arte se volvió mi voz, y en ese idioma elijo hablar de Amor y esperanza.

Como el arcoíris, que ve luz en las tormentas y las llena de colores.

EMPATÍA

Muchos problemas nacen de la idea de separación. Con el otro, con nosotros mismos. Nos ignoramos y descuidamos, persiguiendo intereses individuales. Y así vemos el mundo, dividido, peligroso, desigual. Siento que la base de la solución es la empatía, vernos con el corazón, reconocer el Amor que vive en cada ser, y buscar un bienestar común. Cuidamos aquello que amamos. ¿Y si pudiéramos amarnos aún sin conocernos? Juzgando sin conocer nos perdemos muchos abrazos. 

VEGANISMO

Elijo el veganismo porque elijo el respeto. A otres seres vivos, porque no quiero sentir más placer en donde alguien sufre. A la naturaleza, porque la industria animal es una de las más contaminantes. Y a mí, porque la dieta vegana es la más completa y saludable, y sostiene hermosamente mi movido estilo de vida.

INTERCAMBIO

Pude estudiar y viajar gracias a quienes compartieron conmigo sus cámaras, vehículos y hogares. Compartir abre puertas de cercanía y familia que el dinero no compra. La ausencia de ciertos recursos me regaló riquezas humanas que hoy son mi ejemplo a seguir. Y si un día mí economía fluye, quiero ser como esas personas que me ayudaron a mí, y estar ahí para hacer posibles los sueños de otres, como hoy hacen conmigo.

SOSTENIBILIDAD

Sé que aún queda mucho camino por andar, y que todavía no podemos decir que somos 100% sostenibles, pero intento aportar mi granito de arena. De nada serviría que yo viaje promoviendo el cuidado, si no lo hago también en mi vida diaria. Podemos andar por el mundo dejando huellas de respeto o de basura. Es nuestra decisión.